FUENTE:https://www.levante-emv.com
En la provincia de Valencia se presentaron más de 18.000 personas.

La ciudad de Valencia se convirtió ayer en una gran aula de oposiciones ya que, durante la mañana, se celebraron los exámenes para optar a una de las 424 plazas de celador en la Sanidad valenciana y a los 219 puestos en Correos.
Las primeras se celebraron en varias aulas de la Universitat Politècnica de València y en el campus de Tarongers y hasta ellas se desplazaron más de 18.000 personas, aunque en total, en la Comunitat Valenciana, se habían inscrito casi 32.000 aspirantes. Lo que coloca el ratio en 75 opositores por plaza

 

PREPÁRATE LAS OPOSICIONES CON LA MEJOR PLATAFORMA ONLINE DE ESPAÑA

PUEDES VER AQUÍ EL CATÁLOGO QUE PREPARAMOS

Con la previsión de la afluencia masiva de examinandos, tal como publicó este periódico, la Conselleria de Sanidad había reservado 482 aulas entre Castelló, València y Alicante. «Y parece que se ha aprendido», explicaron desde el sindicato CSIF, quienes aseguraron que no hubo hacinamiento aunque echaron de menos mejores indicaciones en la zona exterior de la UPV: «la gente iba muy perdida y no encontraban las escuelas en las que debían presentarse. Ha sido un poco caótico».

Entre quienes se presentaron a estas plazas de celador, el perfil fue muy variado: desde gente graduados superiores hasta aspirantes con el Bachillerato. «Como solo se requiere un certificado de escolaridad, se presenta muchísima gente», comentó Carmen Torró, delegada de UGT en el Hospital General, que iba de acompañante.

Entre quienes optaron a una plaza, se encontraban varias familias casi al completo. Es el caso de los hermanos Ana y Javier Hernández. Él es celador en un centro de salud y ella estudia Enfermería y aunque aún está en segundo curso «voy intentando acumular puntos para cuando tenga opciones a lograr el puesto».

Otra pareja de hermanos que opositaron fueron Carla y Roberto Gimena, de la Pobla de Vallbona. Roberto es técnico electrónico y quiere un trabajo seguro y estable y para ello se está preparando, además, en idiomas. Por su parte, Carla se ha presentado a varias oposiciones en diferentes ciudades: «Me he examinado en Albacete, dos veces en València y el año que viene tengo pensado ir a Extremadura».
Maite García es celadora en el Hospital La Fe y se examinó para lograr más puntos para la bolsa de trabajo. «Hay que presentarse si quieres un trabajo seguro», explicó aunque «estudiar trabajando y con hijos no es nada fácil».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: