El catálogo de tareas para cumplir la nueva jornada laboral de los trabajadores públicos se nutre principalmente de formación telemática.

Los empleados públicos de la Administración General de la Junta y sus compañeros de los entes instrumentales podrán acreditar el cumplimiento de las 2,5 horas no presenciales de su jornada laboral con los cursos de idiomas incluidos en el Plan de Formación previsto por la Consejería de Hacienda y Administración Pública. Es una de las opciones que tendrán los trabajadores públicos de los mencionados sectores para demostrar que han realizado labores de formación y preparación y, de esta manera, trabajan las 37,5 horas semanales que -por acatamiento de la sentencia del Constitucional-, la Junta volvió a implantar ayer en sus plantilas.

En total son 113 las acciones formativas por internet que la Junta ofrecerá a los trabajadores de la Administración General y los entes instrumentales y, junto a los idiomas, también habrá cursos de ofimática, de prevención de riesgos laborales o sobre violencia de género y medio ambiente. Además, en ambos sectores tendrán la opción de computar asistencias a congresos relacionados con las labores que desempeña el trabajador, así como la realización de un máster universitario, un curso de experto o realizar publicaciones científicas sobre su sector.

 

Estas son algunas de las muy variadas propuestas de la Secretaría General para la Administración Pública de la Junta incluidas en el catálogo de tareas pensadas para cumplir con la sentencia del Alto Tribunal sin modificar la jornada presencial de 35 horas semanales para sus trabajadores públicos. Sin embargo, no toda la plantilla de la Junta podrá acreditar sus dos horas y media fuera del puesto de trabajo con los cursos ofrecidos por la propia Administración. Es la situación de los trabajadores sanitarios y de la enseñanza.

Aunque no están incluidos en el documento, fuentes del departamento que dirige María Jesús Montero explican que los docentes tendrán que sumar las 2,5 horas adicionales a las horas no lectivas -tutorías, corrección de exámenes, preparación de las clases- que ya tenían previstas antes del recurso del Gobierno que tumbó la jornada semanal 35 horas.

Sí queda perfectamente establecidas las fórmulas que tendrán los 96.000 trabajadores sanitarios de Andalucía para acreditar las 90,5 horas anuales que resultan de sumar las 2,5 horas semanales de la jornada que echó a andar ayer. Los empleados públicos del SAS y el resto de entidades del sector podrán acreditar, en primer lugar, una autoevaluación donde queden fijadas sus necesidades de formación en base a sus competencias. Para desarrollar sus habilidades, habrá 16 cursos telemáticos -que suman un total de 90 horas- disponibles en la web de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Finalmente, los profesionales sanitarios de la Junta podrán cumplir las 2,5 horas no presenciales acreditando sus competencias por medio de autoauditorías, informes, certificados y casos clínicos contextualizados. Esta tarea podrán realizarla en una web creada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
contador de visitas