• El ministro Montoro deja caer en el debate de Presupuestos en el Congreso una nueva subida salarial para los trabajadores públicos superior al 1% para 2018.
  • Avanza que el déficit del Estado se sitúa en el mes de abril en el 0,71% del PIB, lo que reduce la cifra de 2016 en más de un 41%.

Cristóbal Montoro dejó caer en la primera jornada del Pleno de Presupuestos de 2017 una noticia bomba: los funcionarios podrían ver mejoradas sus nóminas si se aprueban las cuentas públicas de 2018 en una cifra superior al 1% a lo que se subirá este año. Para ello Hacienda prevé abrir una ronda de negociación con los sindicatos en las próximas semanas. Fue el anunció más destacado de una jornada en la que el ministro de Hacienda se paseó por el hemiciclo.

Esta subida salarial para los funcionarios en 2018 sería posible debido a la “mejora de los ingresos” que están viviendo el Estado este año, perspectiva que esperan que se confirme en los próximos meses. Montoro también dejó un dato para el optimismo: el déficit del Estado se sitúa en el mes de abril en el 0,71% del PIB, lo que reduce la cifra de 2016 en más de un 41%. Este dato se hará oficial este martes.

Las palabras “funcionarios” y “trabajadores públicos” fueron mencionadas en varias ocasiones durante el debate de este lunes. El PSOE habló de que han perdido capacidad adquisitiva y el Gobierno no lo negó, sino que comparó la situación con la decisión el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de recortar un 5% los salarios públicos. Era 2011 y desde entonces hasta 2016 las nóminas de los empleados públicos estuvieron congeladas.

Montoro habló en términos de alta política. “Los Presupuestos no van contra nadie, no perjudican a ningún territorio y no van en contra de la cohesión territorial y el interés general de los españoles”, dijo. Compromís rebatió esta afirmación explicando que un cántabro recibe 343 euros por habitante y un castellano leonés 405 euros por habitante. Un valenciano, en cambio, percibe 118 euros por ciudadano.

Lo primordial, dijo el ministro de Hacienda, es clavar el déficit en el 3,1% a final de año y añadió que con estos Presupuestos esa meta es “cada vez más alcanzable”. Para el Gobierno estas son las cuentas que garantizan la “estabilidad”: con ellas podremos “decir que por fin hemos vencido a la crisis”; “eso es lo que se merecen los españoles”, presumió el Montoro más tranquilo que se recuerda.

Los Presupuestos de 2017 están amarrados y ahora solo hace falta tener cuidado para que ninguno de los 176 diputados se equivoque a la hora de votar ya que el rechazo a las cuentas de un solo ministerio supondría el derribo al proyecto en su totalidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
contador de visitas