Este miércoles tendrá lugar la firma del pacto para la oferta de empleo público (OEP) entre Gobierno y sindicatos. La convocatoria de oposiciones para 250.000 nuevas plazas en los próximos tres años y el incremento salarial del 1% para los empleados, a partir de este año, son los grandes baluartes del acuerdo.

El titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, será el encargado de sellar el convenio con las organizaciones sindicales CCOO, UGT y CSIF, que se incluirá dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Así, se espera reducir la interinidad pública del 25% actual al 8%. Aunque los sindicatos piden al Gobierno que eleve la oferta hasta las 360.000 nuevas plazas.

Saldrán a concurso las plazas que lleven más de tres años ocupadas por interinos

Con la firma se amplia la tasa de reposición del 100% a más sectores prioritarios y traslada a las comunidades y ayuntamientos la capacidad de convocar y gestionar sus propias ofertas de empleo. De modo que todas las plazas que lleven más de tres años ocupadas por empleados temporales, saldrán a concurso.

“Se sacarán las plazas a concurso y cada administración podrá valorar la experiencia y antigüedad del personal que ocupa cada plaza, si bien deberán superar la oposición”, explicaron desde CSIF tras la reunión de la semana pasada, añadiendo que “el objetivo es que el máximo número de interinos consolide su plaza”.

130.000 plazas para sanidad; 10.000 para justicia y 100.000 para educación

En detalle, el plan estabilizará a personal temporal: interinos, eventuales, estatutarios y personal del sector público empresarial, entre ellos 130.000 trabajadores de la sanidad pública; 10.000 empleados de justicia y más de 100.000 docentes. A estas cifras se sumarán otros colectivos como servicios sociales, policía local, inspección y recaudación, cuyo montante se cuantificará en cada ámbito.

Las Ley de Presupuestos Generales del Estado habilitará estas convocatorias, excepto las destinadas a los docentes no universitarios, para las que el Gobierno, mediante real decreto, permite a las comunidades autónomas convocar una oferta específica antes de la posible aprobación de los Presupuestos.

Nuevos sectores prioritarios

En paralelo, el plan también incluye una Oferta de Empleo Pública que permitirá reponer todas las bajas que se produzcan en la mayoría de los ámbitos y sectores.

Como nuevos sectores prioritarios se incluyen colectivos como los servicios de atención más próximos a la ciudadanía, en el caso de la Administración General del Estado, incluye a colectivos como los de tramitación del DNI, Servicios Públicos de Empleo, Tráfico, Fogasa y Seguridad Social, prestación directa del servicio de transporte público y seguridad y emergencias. De este modo se suman a los ya denominados así en los Presupuestos de 2016.

Rechazo a la subida salarial del 1%

Las fuerzas sindicales subrayan como “histórica” la oferta, como UGT, que apunta que el acuerdo reducirá la precariedad de las administraciones en más del 90%. Además, desde la organización señalan que afectará a 350.000 trabajadores públicos, ya que a los 250.000 plazas para convertir a los interinos en fijos, suman otras 100.000 por los empleados que se jubilarán en estos tres años.

Sin embargo, en cuanto a la subida salarial del 1% para los empleados públicos se ha producido el rechazo sindical. Ya que estas organizaciones critican que se haya establecido sin “margen de negociación”. Además, apuntan que el aumento debería ser, como mínimo, superior al IPC de 2017.

 

FUENTE:http://www.lavanguardia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
contador de visitas