Prepara una resolución nueva para aclarar las renuncias de interinos.

La Consejería de Educación confirma que en 2018 se celebrarán oposiciones para el cuerpo de profesores de Secundaria, técnicos de Formación Profesional y otros cuerpos de enseñanzas medias. Así lo ratificó en una mesa sectorial celebrada en Mérida, donde confirmó también que el proceso selectivo que se celebre en 2019 será para maestros y para inspectores educativos.

La consejería ha citado a los sindicatos a una mesa sectorial la próxima semana para abordar la oferta de cara al 2018. En principio, dicha oferta contendría las 330 plazas que están pendientes del año pasado más las jubilaciones y fallecimientos que se produzcan a lo largo de este año, lo que supone que la oferta se negocia, a priori, manteniendo la tasa de reposición del 100%. De esta forma, el sector estima que se podrían convocar, sumadas las pendientes, entre 700 o 800 plazas para las enseñanzas medias.

Entre otros asuntos abordados en la reunión de ayer, la consejería planteó dos nuevas resoluciones sobre los procedimientos de adjudicación de plazas de interinos así como sus renuncias, con el fin de aclarar ciertos supuestos que han ido surgiendo en el último año. Tras las aportaciones de los sindicatos, la consejería mantiene los tres tipos de renuncias especificadas en la resolución anterior de hace un año y permitirá que todo el profesorado convocado en un llamamiento pueda solicitar tanto plazas obligatorias como voluntarias. Además incluirá en las próximas convocatorias a los interinos que cesen previamente, eliminando el límite horario fijado ahora.

La consejería también puso ayer sobre la mesa la convocatoria de concurso de traslados de funcionarios docentes, que también incluirá al cuerpo de inspectores, con pocas novedades respecto a la última resolución. Está prevista que se publique en el DOE la próxima semana.

CAMBIOS EN LA PONDERACIÓN/ En otro punto del orden del día, el secretario general de Educación explicó ayer a los sindicatos los asuntos abordados en la Comisión General de Educación, celebrada en Madrid el pasado 30 de octubre. Esta reunión giró sobre la modificación del real decreto de acceso a la función pública docente, en el que se plantea un cambio de temario en las oposiciones, que de momento no afectará al proceso de 2018 y se espera que tampoco al de 2019.

El borrador elaborado por el Ministerio de Educación también plantea modificar las ponderaciones aplicadas en las oposiciones docentes, fijando en un 60% el peso de la gase de oposición y el 40% restante la fase de concurso. En esta última fase, sobre un total de 10 puntos, un máximo de siete serán para la experiencia previa, cinco para la formación permanente y académica y dos puntos por otros méritos. La pretensión del ministerio es además exigir a los docentes un nivel idiomático de B2 o C1. Pero de momento estos cambios no se planterán, al menos, en las oposiciones de 2018, según informan los sindicatos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto:
contador de visitas